La Confederación de Ampa Gonzalo Anaya de la Comunitat pidió ayer aumentar la inversión pública para «sacar del mapa escolar los barracones», que afectan a 160 centros de la Comunitat. A nivel provincial, destaca el caso del Regina Violant de Almassora, que acusa la situación desde hace ya once años. Los padres hicieron esta reivindicación en una rueda de prensa celebrada en Castellón, con la presencia del presidente de la entidad, Raúl Alós; la presidenta de FAPA Castellón, Silvia Centelles, y su homólogo en Valencia, Marius Fullana.

Además de la eliminación de los barracones, abogaron por la «completa gratuidad del comedor escolar», así como por una alimentación saludable.

Desde la confederación insistieron en que es necesaria «más y mejor implicación» de las familias en la educación y pidieron que se convoquen órganos de participación con las familias para un mayor consenso.

Alós sugirió, además, a Conselleria la «eliminación total del amianto» de los centros escolares, haciendo hincapié en que este «peligroso fibrocemento» sigue estando en un centenar de ellos.

CONCAPA / Por su parte, la Confederación Católica Nacional de Padres ha criticado el plurilingüismo de Marzà, con el que dicen no cabe «diálogo ni consenso» y ha exigido al conseller que «se aleje la educación de los tribunales, utilizando el sentido común».

Esta noticia se publicó en el Pediódico Mediterráneo.