comedor_escolar

FAMPA Penyagolosa ha participado en la charlada “Producción ecológica y comedores escolares” que se celebró el pasado jueves 12 de mayo en el IES Penyagolosa de Castellón. Este acto lo han organizado las consejerías de Sanidad, Educación y Agricultura y pretende mejorar el actual modelo de comedores escolares, así como apostar por una alimentación de calidad y proximidad.

Como representante de FAMPA, participó en la mesa redonda, Jesús Monforte, quién explicó, además del modelo de comedor del CEIP Herrero, AMPA a la cual pertenece, la postura de la federación. Al respecto afirmó que “FAMPA apuesta por un modelo de comedor sostenible con un proyecto educativo que fomente la alimentación saludable y la cocina de proximidad”. Entre otros temas, en la jornada se debatió sobre la calidad de la comida de los comedores escolares, así como los proyectos de comedor que explicaron tendrían que plantearse como proyectos educativos relacionados con la alimentación, la higiene y la cocina. En este sentido, para poder hacer realidad este tipo de modelo de comedor se planteó la necesidad de ampliar la formación de los monitores y las monitoras encargadas que deberían ser, además, educadores y educadoras. Monforte explica que “las niñas y niños están más de 3 horas en el comedor y este tiempo se podría aprovechar para ofrecer propuestas de ocio más productivo, teniendo en cuenta también el tiempo lúdico y de descanso”.

Por otra parte, se abordó la necesidad de crear más conciencia entre las empresas que se encargan actualmente del comedor, puesto que la mayoría son empresas muy grandes y se trata de un negocio muy delicado porque se ocupa de la alimentación de muchos niños y niñas. Al respecto, los y las representantes de la Conselleria se comprometieron a enviar a las escuelas unas recomendaciones a la hora de elegir comedor escolar. Por su parte, Monforte como representante de FAMPA explicó los problemas para mantener el comedor en las escuelas rurales, y reivindicó que para cambiar el actual modelo de comedor, todas las escuelas deberían tener cocina pero las de nueva construcción no tienen y algunos de los centros más antiguos la han tenido que cerrar por problemas de mantenimiento. Asimismo, también se posicionó contra la LOMCE puesto que advirtió que si la nueva ley educativa resta poder de decisión a los consejos escolares, también está vetando a los padres y madres para poder elegir qué servicio de comedor quieren para sus hijos e hijas, y su participación en los centros, puesto que se trata del principal órgano de decisión de la comunidad educativa.