FAMPA-Castelló Penyagolosa ha puesto en marcha una serie de reuniones para acercar el trabajo de la federación a todas las AMPA de la provincia de Castellón con el objetivo de fomentar la participación e implicar a todas las asociaciones federadas. En este sentido, las representantes de FAMPA, Sílvia Centelles y Esther Pardo se han trasladado a la comarca del Alto Palancia para celebrar un encuentro con las asociaciones de padres y madres de la zona.

Este acto da continuidad a las reuniones que empezaron en febrero en Vinaròs para informarse de la situación de las AMPA, recoger sus demandas y explicarles las principales líneas de trabajo que se están desarrollando en la federación. Pardo y Centelles han explicado que la reunión ha sido muy productiva, puesto que además de acercar FAMPA a las AMPA del Alto Palancia también ha servido para compartir experiencias entre las mismas asociaciones de la comarca. De hecho, con el objetivo de mejorar las relaciones entre asociaciones y sumar fuerzas las familias que participaron en el encuentro pidieron apoyo a FAMPA para la creación de un consejo escolar comarcal.

Entre otros temas, una de las principales preocupaciones que mostraron los padres y las madres de la zona es la continuidad de los servicios de comedor. Las AMPA explicaron que el servicio es deficitario y, es por eso, que en muchos casos se acaban cerrando comedores en los pueblos más pequeños como ha ocurrido en el de Geldo o el del aulario del Valle de Almonacid. Esto ocurre porque la actual normativa del comedor escolar no contempla las necesidades de los centros rurales con servicios de menos de 25 comensales e impone requisitos de funcionamiento que no pueden financiar. Ante esta situación, las AMPA piden aumentar la ayuda por comensal, reducir gastos de funcionamiento e implicar la hostelería local para prestar el servicio.

Por otra parte, las asociaciones de la zona también se quejaron por la falta de estabilidad de las plantillas de profesorado en los centros de la comarca. En este sentido, apuntaron que la mayoría de centros cuentan con pocas plazas fijas y el profesorado cambia muy a menudo, hecho que provoca que no consigan dar continuidad a los proyectos educativos de centro y también resulta un problema para el alumnado que cada curso tiene que adaptarse a la manera de trabajar de los nuevos y las nuevas maestras que se incorporan.

Otro de los temas a tratar fueron los problemas de acceso al Bachillerato. Las AMPA del Alto Palancia, explicaron que se encuentran en el mismo caso que las AMPA del Maestrazgo, puesto que el alumnado de la zona, como no tiene servicios cercanos para continuar los estudios de educación no obligatoria, deben pagar servicios de transporte privados para trasladarse o bien al instituto de Segorbe o al de Sagunto, en caso que no encuentren la especialidad de Bachillerato que quieren cursar. Así, las asociaciones de padres y madres, piden que ante la falta de servicio de Bachillerato la Conselleria d’Educació les apoye para facilitar el acceso a la educación no obligatoria al alumnado de la zona y poder darles las mismas oportunidades que a los y las jóvenes otras zonas más pobladas.

Finalmente, tanto el instituto de Jérica-Viver como la escuela de Segorbe explicaron que el alumnado está cursando sus estudios en infraestructuras educativas, las cuales, no tienen firmado el final de obra. Es por eso, que las familias se mostraron preocupadas porque explican que en caso de darse algún problema con las instalaciones no se sabe quién se haría responsable. En este sentido, las representantes de FAMPA también se comprometieron a trasladar a la administración su situación para poder encontrar una solución en el problema. Asimismo, en el AMPA de la escuela de Segorbe también explicó que cuentan con una aula específica, que a diferencia de las aulas CIL, no contabiliza para la ratio al alumnado y cuenta con muy pocas horas de escolarización de los niños y niñas en su grupo-clase. En este sentido, los padres y madres explicaron que quieren convertir este servicio en aula CIL para que los niños y niñas estén más integrados con el alumnado de su curso y para que contabilicen en la ratio del centro, puesto que este curso se les ha reducido una línea por no contar con suficiente alumnado. Las AMPA también aprovecharon para comentar otros temas que preocupan las familias como la organización de la Xarxa Llibres y la nueva normativa sobre la Jornada Continua.