Conselleria d’Educació atiende la petición de la FAMPA de paralizar temporalmente la nueva normativa de gestión de las actividades extraescolares

La moratoria afecta a los centros con jornada partida

A la vuelta de las vacaciones, las familias de la escuela pública de Castellón han recibido la mejor respuesta que podían obtener a la petición que trasladaron a la Conselleria d’Educació de modificar las instrucciones de inicio de curso en lo referente a la gestión y financiación de las actividades extraescolares para el próximo curso.

La Conselleria d’Educació ha informado recientemente a las familias de que los contenidos de las instrucciones de inicio de curso que hacen referencia a la gestión y financiación de las actividades extraescolares publicadas el 27 de junio de 2018 no serán de aplicación obligatoria durante el curso 2018-19 para los centros que desarrollan su actividad en jornada partida. La Administración se hace eco de la preocupación de las AMPA y añade a la norma una moratoria para la aplicación de la resolución publicada antes del verano.

Para la Presidenta de la FAMPA-Penyagolosa, Silvia Centelles, “la actuación de la Conselleria para atender las demandas de las familias en este tema ha sido rápida y efectiva. Valoramos muy positivamente la premura con la que la Administración ha actuado, solucionando una situación que preocupaba a las AMPA de cara al próximo curso. Aunque entendemos que este paso es solo una moratoria, ha evidenciado un acercamiento entre la Conselleria y los demás agentes que formamos la comunidad educativa para dar solución al tema que nos preocupaba.  Esperemos que esta línea participativa continúe durante el próximo curso para consensuar los próximos pasos en este tema en concreto y en otros futuros”.

Antes del período estival, la FAMPA Penyagolosa representada por su presidenta, Silvia Centelles, manifestó en una reunión a la Dirección Territorial de Castellón su interés en que se paralizara temporalmente la aplicación de las instrucciones de inicio de curso sobre el funcionamiento de las actividades extraescolares en horario escolar en los centros con jornada partida. La petición recogía el malestar y preocupación de la mayoría de AMPA de Castelló de la escuela pública por la norma publicada por la Conselleria d’Educació sobre este asunto el 27 de junio de 2018.

“A unos días de que comiencen las clases, la petición ha sido recogida por Educación que anuncia una moratoria a la norma lo que garantizará un inicio de curso más tranquilo”, según Centelles.

La norma tenía varios requisitos controvertidos como introducir la gratuidad para los alumnos con beca de comedor obligando a los propios centros a costearles las actividades. A partir de este punto, muchos Consejos Escolares rechazaron las propuestas de actividades extraescolares dentro del horario escolar que presentan las AMPA al considerar que había otras prioridades económicas a las que destinar los recursos, como el acondicionamiento y la adecuación de espacios o las reformas puntuales. Además, la normativa llegó a la comunidad educativa en un momento en el que los centros educativos ya tenían aprobados sus presupuestos para el próximo curso. Entendíamos que para que los centros abonasen el coste de las actividades al alumnado beneficiario de una beca de comedor era necesario que previamente se dispusiera de una partida presupuestaria específica para ese gasto.

Otro de los puntos que no compartíamos con la norma era la referida a las funciones del Consejo Escolar, porque entendíamos que se le atribuían competencias que no eran las propias como estudiar la situación socioeconómica del alumnado que por motivos económicos no pudiera realizar actividades extraescolares y que no pudieran acceder a becas de comedor.

Para la FAMPA-Penyagolosa las actividades extraescolares son uno de los ejes de la actividad de las AMPA, además de otras tareas significativas que realizan en el centro en pro de mejorar la calidad de la enseñanza pública.