FAMPA Castelló Penyagolosa pide al Consell que revierta los conciertos educativos ante la bajada de natalidad en los núcleos más grandes de población

Josep Albiol: “El arreglo escolar provisional trata muy bien el rural de Castelló pero evidencia que hay que preservar los centros educativos públicos revisando los conciertos”


La valoración de la FAMPA Castelló Penyagolosa al arreglo escolar de la provincia de Castelló es positiva porque se mantienen 77 aulas habilitadas de Educación Infantil, Educación Primaria, de Educación Especial y de Comunicación y Lenguaje y el rural de Castelló se ve claramente reforzado. Sin embargo, hay evidencias que apuntan a la necesidad de la revisión de los conciertos educativos en los núcleos de población grandes.

Por este motivo, desde la federación provincial instan a la Consellería de Educación y en el gobierno del Botánico que actúe en materia de conciertos educativos, los revierta o no los renueve para conseguir el objetivo compartido. “Los centros concertados solos tienen razón de ser cuando no hay plazas en los centros público y ante la bajada de la natalidad progressiva es necesario revisar los conciertos educativos y ajustarlos para garantizar la subsidiariedad de la red concertada”, ha explicado el presidente de la FAMPA Castelló Penyagolosa.

Analizado el arreglo escolar provisional en la provincia de Castelló, la FAMPA ha detectado cómo, progresivamente, en los últimos cursos centros que eran de 3 líneas han pasado a 2 líneas y otros de 2 líneas han pasado a 1 línea. Para evitar seguir reduciendo la capacidad de los centros educativos públicos, la FAMPA Castelló Penyagolosa solicita que, tan pronto sea viable jurídicamente, se reviertan los conciertos educativos en aquellos municipios donde convive la doble red pública y concertada. “Castelló de la Plana, Burriana, Vila-real o Segorbe son algunos ejemplos de pérdida progresiva de unidades en los últimos cursos de aulas públicas”, señala Josep Albiol, presidente de la FAMPA Castelló Penyagolosa, quien destaca que las grandes ciudades requieren de una intervención en materia de conciertos educativos. El catalogo provisional de unidades para el próximo curso 2020-2021 evidencia que 14 aulas (3 Educación Infantil y 11 de Educación Primaria) son suprimidas y 25 aulas no se prevé que estén en funcionamiento. “La razón es la bajada de la natalidad y también la existencia de los centros concertados”, argumenta Josep Albiol.

Pueblos pequeños, el rural de Castelló

Al rural de Castelló y poblaciones más pequeñas, el arreglo escolar mantiene 32 aulas habilitadas para atender la población escolarizada y corresponden a municipios de interior como Atzaneta del Maestrat (5), Tales (3) Catí (2) y Cinco Torres (2), de entre otros . Por el contrario se suprimen 3 aulas de primaria en Betxí, La Vilavella y Chilches. En el caso de Betxí y Chilches se mantienen como centros completos de dos y una línea, respectivamente y en el caso de La Vilavella se suprime una aula de primaria y pasará de ser un centro completo a incompleto.
Se ha optado por no eliminar las 14 aulas habilitadas pero no está previsto que funcionan el próximo curso.