FAMPA Castelló expone las dudas de las familias en una reunión con el director territorial

El encuentro trata cuestiones como la conciliación, la matriculación y la vuelta a las aulas

FAMPA Castelló ha asistido este miércoles a una reunión por videoconferencia con el director territorial de Cultura y Educación, Alfred Remolar. La federación ha llevado a la mesa cuestiones en lo referente a la matriculación telemática, las escoletas de verano y las extraescolares del próximo curso 2020-2021, entre otros temas. Este ha sido el primer encuentro de la entidad con el nuevo director territorial. Una reunión que también ha contado con la presencia del jefe de Inspección Educativa, Juan Corchado, y la jefa de Servicio e Informes, Maria Josep Palmer.

Uno de los temas que suscitaba dudas entre las familias era la posible vuelta a las aulas de los menores de seis años el próximo 25 de mayo, tal y como habían apuntado algunas fuentes. Al respecto, el director territorial ha manifestado su comprensión ante la situación actual y ha aclarado que desde Conselleria se trasladó a la ministra de Educación, Isabel Celaá, su “oposición” a ese posible retorno en la Comunitat Valenciana. Por eso, Remolar cree que no se producirá esa reapertura de las clases aunque hay que esperar a publicación del BOE.

Preguntado por las escoletasde verano y otras medidas que ayudan a la conciliación familiar, el director territorial ha apuntado que están “pendientes de la orden que regule las mismas” para observar claramente cómo se debe actuar y qué tipo de actividades se permiten llevar a cabo. Además, Remolar ha asegurado que se dotará de 9 millones de euros en subvenciones a todo el territorio con el objetivo de que Ayuntamientos, AMPAS y otras entidades sin ánimo de lucro puedan realizar actividades de refuerzo, educación, cultura y deporte.

En este sentido, “algunas actividades deberán adaptarse a las circunstancias actuales para que puedan entrar en una programación” ya sea apostando por las actividades al aire libre o de forma telemática. De esta forma, se asegurarán las medidas sanitarias para proteger a los usuarios y poder obtener así el visto bueno de las autoridades. En este punto Corchado ha añadido que el modelo de escoletes probablemente será distinto ya que “quizás no es del todo idóneo volver a encerrar los niños en aulas después del confinamiento”.

FAMPA Castelló y Dirección Territorial también han dialogado sobre el Plan Edificant de la Conselleria de Educación. Remolar ha anunciado que, tras las dos semanas de suspensión de las actividades económicas no esenciales por parte del Gobierno central, se han vuelto a reactivar los trabajos que se estaban llevando a cabo. Además, ha subrayado que las licitaciones volvieron a ponerse en marcha el pasado lunes.

Otro de los puntos que han tratado la reunión ha sido el de la admisión a los centros. Desde FAMPA Castelló existía la preocupación de que llevar a cabo el proceso de forma telemática fuese complicado y costoso para algunas familias. Al respecto, Dirección Territorial ha manifestado que también existirá una opción presencial y que ya hay centros trabajando en el acondicionamiento de espacios y la elaboración de protocolos para que este proceso se lleve a cabo de la forma más segura posible. Para las AMPAS el día de la inscripción es una buena oportunidad para darse a conocer a las familias de nuevo ingreso. En las circunstancias actuales, no será posible aparecer presencialmente pero en la reunión han surgido ideas como la realización de videos, dípticos o proyecciones que puedan verse durante esa jornada junto al reparto de la hoja de inscripción a las entidades.

Sobre la vuelta a las aulas el próximo 7 de septiembre, Dirección Territorial ha expresado que todavía hay mucha incertidumbre pero que actualmente “es inviable llevar a cabo clases de 15 alumnos” y que haya turnos de mañana y tarde. Por este motivo, ha aclarado que la situación es compleja y cambiante por lo que es difícil tomar decisiones sin saber cómo evolucionará la pandemia. Sin embargo, ha remarcado que desde Conselleria se está haciendo todo el esfuerzo necesario para prever y anticipar todos los escenarios posibles que puedan surgir: “trabajamos desde la realidad y no desde hipótesis para no dar pasos en falso”, ha apostillado.

Desde Dirección Territorial, afirman estar satisfechos y orgullosos con el trabajo realizado por los docentes y la comunidad educativa ante la difícil situación actual. Además, valoran el esfuerzo, las iniciativas e ideas por parte de todos y han remarcado el papel de las familias como “colaboradores y cotutores” de los profesores y profesoras. La educación del confinamiento ha traído nuevos métodos y formas de proceder, además, ha rescatado otras que no se utilizaban y ha puesto el foco en sistemas de evaluación diferentes y más personalizados. Nuevas ideas y formas pedagógicas en las que, según han manifestado hoy en la reunión, la Comunidad Valenciana ha sido pionera y muchas de ellas han llegado para quedarse.