La Confederación Gonzalo Anaya considera que los centros tienen que seguir abiertoss

teacher-3765909_1920

• Josep Albiol: “Hay preocupación en las familias y es normal pero el problema no está dentro de la escuela, está fuera en el ámbito social”
• Piden que se extremen todas las medidas de los protocolos sanitarios

A raíz de los datos de COVID-19 en los centros educativos hechos públicos hoy por Consellería de Educación, desde la Confederación Gonzalo Anaya expresan que las aulas continúan siendo el ámbito más seguro y que, por lo tanto, tienen que continuar abiertas porque los contagios se producen fuera de los centros educativos.
Desde la organización de AMPA consideran que lo más que deseable es que el resto de los ámbitos donde se producen los contagios, especialmente el social y laboral, apliquen las restricciones y los protocolos con la misma eficacia, responsabilidad y eficiencia que lo están haciendo los centros educativos, gracias al profesorado, al alumnado y a las familias.
En la misma línea, el presidente de la Confederación Gonzalo Anaya, Josep Albiol ha señalado que “las persones adultas tenemos que aprender de la aplicación y funcionamiento del protocolo en las escuelas y de cómo nuestros hijos e hijas están encarando con mucha responsabilidad y de manera ejemplar todas las medidas a las aulas y de autoprotección”.
Además, desde la Confederación Gonzalo Anaya consideran “muy normal” que haya preocupación en las familias en este momento de la pandemia y ante las cifras generales del contagio y muertes anunciadas a los medios de comunicación y en los canales oficiales. Sin embargo, se tienen que extremar todas las medidas sanitarias y protocolos tanto en los centros educativos como en los otros ámbitos y cumplir con las restricciones en el ámbito social y familiar para frenar la curva.
Propuestas en el ámbito educativo
En el ámbito educativo consideran necesario extremar todas las medidas de los protocolos sanitarios y que no se relajen en ningún momento de la jornada escolar; que se agilicen los PCR cuando sea necesario para evitar que el alumnado vuelva a clase sin haber tenido los resultados del test; que se revisen los protocolos sanitarios en este momento de alta incidencia de la COVID-19.