clase_ejercicios

Las AMPA critican que los centros escolares pidan dinero al inicio de curso a los padres y madres para la compra de material escolar, puesto que consideran que todos los recursos materiales necesarios tendrían que estar incluidos y subvencionados por la administración en el caso de las escuelas de titularidad pública. En este sentido, la presidenta de FAMPA, Silvia Centelles, ha explicado que “la educación pública se supone que es gratuita y por lo tanto se debe garantizar que todos los centros estén dotados del material necesario sin contar con las aportaciones de las familias”.

En este sentido, cabe destacar que la federación ha recibido quejas de algunas AMPA por este tema, puesto que, aunque suelen ser gastos reducidos, son muchos los centros que recaudan dinero para subvencionar las fotocopias u otros tipos de material escolar que necesitan para llevar a cabo los proyectos educativos en sus escuelas. También suelen pedir aportaciones de material para el uso de la clase en concreto o del centro en general. Así, los representantes de FAMPA explican que este hecho supone una discriminación para las familias que cuentan con menos recursos económicos y puede generar diferencias entre centros dependiendo del nivel socioeconómico de las familias. Además, consideran que “las familias no tenemos la obligación de pagar o solucionar los problemas de gestión económica de los centros”.

En este sentido FAMPA propone mejorar la gestión de los recursos económicos de los centros desde la administración y las mismas escuelas. Puesto que “la aportación de recursos económicos o materiales por parte de las familias no es una manera seria, ni justa de obtener los recursos necesarios a las aulas para llevar a cabo la tarea docente y, además, en algunos casos puede suponer problemas organizativos y puede generar conflictos”.