presentacio-jornada-de-lluita-educativa

La protesta se iniciará a las 19 horas en la plaza de las Aulas de Castellón y pretende reunir en toda la comunidad educativa

La Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic ha presentado esta mañana en la sede de FAMPA-Castelló Penyagolosa la Jornada de Lucha Educativa que se celebrará mañana miércoles 26 de octubre para reivindicar la derogación de la LOMCE y paralizar la implantación de las reválidas. La protesta se iniciará con una jornada de huelga convocada por el sindicato de estudiantes y concentraciones a las 12 horas en las plazas de los ayuntamientos de Vila-real, La Vall y Castellón. Por la tarde, a las 19 horas se celebrará una manifestación que se iniciará en la plaza de las Aulas de Castellón y recorrerá las principales calles de la ciudad. Así lo han explicado las representantes de FAMPA, Silvia Centelles y Ester Pardo junto con el resto de miembros de la Plataforma per l’Ensenyament; Toni Vizcarro d’Escola Valenciana y Alejandro Fas del Front d’Estudiants y los y las representantes de los sindicatos; Mila García de CCOO, Laureà Puig de UGT y Patri Teruel y Zulaika Agustí, de STEPV.

Los y las representantes de la plataforma han coincidido en señalar que la LOMCE se trata de una ley “anacrónica” que “potencia las desigualdades entre el alumnado y va en contra de la inclusión social”. En este sentido, la representante de CCOO, Mila García ha apuntado que “el principal objetivo de la LOMCE es segregar al alumnado para expulsar a la clase trabajadora del sistema educativo cuanto antes mejor” y “este hecho va en contra de la igualdad de oportunidades”. En este sentido, Laureà Puig de UGT ha explicado que las reválidas no tienen en cuenta la diversidad del alumnado y no creen en el trabajo del profesorado, ya que invalidan la evaluación continuada porque si los y las alumnas suspenden, se les impide obtener el título de ESO o de Bachillerato y así se les bloquea el acceso a estudios superiores”. “Las reválidas se abolieron con la última ley franquista de educación que data del 1970 y no tiene sentido que 46 años después se vuelvan a implantar cuando en los países de Europa, pioneros en materia de educación, se están impulsando medidas, justamente, en el sentido contrario” ha afirmado el representante de UGT.

Por su parte, Alejandro Fas del Front d’Estudiants ha explicado que con “el sistema educativo que impulsa la LOMCE se fomentan valores neoliberales y de competitividad sin tener en cuenta la igualdad de oportunidades y la integración social”. “Se está expulsando a la clase trabajadora de las universidades y se está forzando a los y las estudiantes a trabajar de forma gratuita, o con salarios muy bajos, y a suplantar el trabajo de sus padres y madres a quienes las empresas están lanzando al paro”. A su vez, Toni Vizcarro, representante d’Escola Valenciana ha coincidido en señalar que la LOMCE es una ley que “se dedica a fabricar trabajadores y fomenta gravemente la desigualdad entre personas” y, ha añadido que “por lo tanto, también la desigualdad cultural y entre lenguas”. En este sentido, Vizcarro ha criticado que la LOMCE fomenta el monolingüismo, va en contra del conocimiento de las lenguas que se promueve desde Escola Valenciana y limita el decreto de plurilingüismo que ha lanzado la Conselleria d’Educació.

Asimismo, por su parte, Patri Teruel, de STEPV ha explicado que el año pasado en el País Valenciano no se llevaron a cabo las reválidas y ha afirmado que “esperamos que el gobierno de la Generalitat, que también es contrario a la LOMCE, se mantenga insumiso en esta cuestión y tampoco las implante este curso”. Así, Laureà Puig ha añadido, que el objetivo es paralizar esta medida aprovechando que todavía no está implantada, para que no pase como en el resto de medidas de la LOMCE que ya están en marcha y no se pueden parar hasta que el gobierno central derogue esta ley y apruebe otra ley educativa. Finalmente, Patri Teruel de STEPV ha hecho un llamamiento a la comunidad educativa en nombre de la Plataforma per l’Ensenyament para salir a la calle y pedir que se derogue la LOMCE y que se fomente un gran pacto educativo que promueva una educación de calidad que garantice la igualdad de oportunidades.