FAMPA pide aclaraciones sobre el cambio de la jornada escolar

reunió-DT-fampa

El pasado miércoles 18 de enero de 2017 los representantes de FAMPA, Silvia Centelles, Ester Pardo, Alfons Dastis y Francisco Samit se reunieron con el director territorial Robert Roig, la jefa de servicios Mª Josep Palmer, la jefa de la inspección educativa, Vicent Doménech y el representante del sindicato UGT, Laureà Puig. En el encuentro se trataron diferentes temas de interés para las AMPA pero la cuestión principal fue aclarar las dudas que genera entre las asociaciones de padres y madres la implantación de la Jornada Continúa. Además, también se comentaron otros temas que preocupan las familias como la calidad de la alimentación en los menús de los comedores escolares.

Uno de los temas que más dudas está generando últimamente a las AMPA es la modificación de los tiempos escolares. En este sentido, los y las representantes de la federación trasladaron a la administración las preocupaciones de las familias al respecto. Por un lado, Silvia Centelles preguntó si existen informes por parte de los inspectores sobre el grado de cumplimiento de los proyectos de Jornada Continúa que se han puesto en funcionamiento este curso. En este sentido, se planteó si se puede revocar el proyecto de modificación de los tiempos escolares en caso que no se cumpla el proyecto acordado y aprobado por la comunidad educativa, antes de los tres años de revisión que marca la normativa.

Palmer aclaró que los proyectos se deben cumplir, y si se detectan deficiencias o incumplimientos de lo pactado, las familias pueden quejarse a través del Consejo Escolar y pedir la revocación del proyecto en el momento que consideren oportuno. Asimismo, el jefe de inspección educativa Vicent Doménech también explicó que se pueden comunicar, a la dirección territorial, a través del consejo escolar, los puntos de incumplimiento del proyecto y la inspección educativa visitará el centro para corregirlos y controlar el cumplimiento.

Por otra parte, la administración dio respuesta a las dudas de las AMPA sobre los horarios de apertura de los centros escolares, ante la preocupación de que los centros que no pueden mantener los servicios de comedor escolar acaben cerrando a las 14 horas y no a las 17 horas como estaba previsto. Al respecto, Palmer afirmó que, por ley, las escuelas no se pueden cerrar hasta las 17 horas, tengan, o no tengan, servicio de comedor. Además, sobre las dudas que generan las normas de votación para la aprobación de los proyectos de Jornada Continúa en los consejos escolares, los representantes de la administración aclararon que para hacer efectiva la aprobación se tiene que conseguir el voto favorable de 2/3 de los miembros del consejo escolar con derecho a voto.

Alimentación Saludable

A raíz de los últimos reportajes aparecidos a la televisión como el titulado “el fraude del pescado” emitido al canal La Sexta, los padres y madres se mostraron preocupados por la procedencia de los alimentos que se sirven a los comedores escolares. En este, sentido, los representantes de FAMPA manifestaron esta cuestión a la dirección territorial y se han informado sobre cómo se podría mejorar el servicio.

Así, la presidenta de la federación Silvia Centelles, explicó que las familias somos conscientes que son empresas privadas las que se encargan de la alimentación de nuestros hijos e hijas a los comedores escolares y, por lo tanto, son entidades que tienen intereses económicos y compiten entre ellas, es por eso que se tendrían que pactar también ciertos requisitos de calidad para garantizar una alimentación saludable para nuestros niños y niñas. Por su parte, el director territorial, Robert Roig, afirmó que es el consejo escolar de cada centro el que se encarga de contratar el servicio de comedor escolar y es en este foro donde los padres y madres tienen que pedir información sobre las empresas y los menús y controlar que se cumplan los requisitos de calidad. En esta línea, también apuntó, que por parte de la administración se realizan inspecciones de sanidad y se controla que las empresas actúen según los requisitos que marca la ley.