FAMPA Castelló entiende la decisión de retrasar la vuelta a las aulas y pide más medidas de conciliación familiar

La federación cree que las actividades de cuidado deberían extenderse hasta los menores de doce años

FAMPA Castelló respeta que  la vuelta a las aulas sea a partir de septiembre porque entiende que la decisión obedece a criterios sanitarios. Por eso, a pesar de que la federación quiere un regreso a los centros lo más temprano posible, entiende que prime la seguridad del alumnado y sus familias. En este sentido, la entidad pide medidas que faciliten la conciliación de la vida laboral y familiar en este nuevo escenario pero cree que todavía es precipitado dar más detalles puesto que la adaptación de la normativa estatal al ámbito autonómico se publicará este jueves. Por este motivo, la entidad queda a la expectativa de esta información y otros datos al respecto.

El Gobierno estatal anunció este martes el plan de desescalada que se aplicará en España para la vuelta a la nueva normalidad. La estrategia, que será gradual y asimétrica, no contempla la vuelta a las aulas hasta el mes de septiembre. FAMPA Castelló entiende esta decisión debido a la crisis sanitaria. Sin embargo, informa de que esto abre un escenario que ultrapasa lo meramente educativo y atañe también al plano social. Por lo que serán necesarias medidas de conciliación para afrontar la nueva situación.

El plan contará con cuatro fases y entre cada una de ellas pasará un periodo mínimo de dos semanas, que se alargará si los marcadores así lo indican. Será en la segunda fase cuando sí se permita la apertura de centros educativos para las pruebas de selectividad y actividades de refuerzo y cuidado de menores de seis años.

Sobre esta propuesta, FAMPA Castelló opina que se trata de una buena iniciativa pero cree que debería extenderse hasta niñas y niños de doce años puesto que hasta esa edad son dependientes y no pueden quedarse solos en sus domicilios. Por este motivo, la federación cree que desde las instituciones se debería proponer otras medidas que faciliten la conciliación de la vida laboral y familiar en los próximos meses. Un periodo de tiempo incierto en el que probablemente también permanezcan cerradas actividades lúdicas que acostumbraban a realizarse durante el verano como es el caso de campamentos y escoletas.

 Con todo, la federación espera la publicación oficial de la normativa este jueves para entender todos los detalles de la nueva situación y remarca que, a pesar de que quiere los centros abran sus puertas lo más pronto posible, entiende que los criterios sanitarios y de seguridad deben ser primordiales para garantizar la salud de estudiantes y familias.

El próximo lunes, FAMPA Castelló participará en una Mesa de Madres y Padres convocada por Conselleria donde se darán más detalles y se intercambiarán puntos de vista.