FAMPA Castelló anima a las familias a un consumo de juguetes responsable estas Navidades

child-1864718_1280

La federación apuesta por consumir juguetes no sexistas, ni violentos y de proximidad

“Regalar también es educar y jugar también es aprender”. Con esta reflexión FAMPA Castelló tiene el objetivo de transmitir a las familias la importancia y la responsabilidad a la hora de elegir los regalos que piden los más pequeños en sus cartas a Papá Noel y a los Reyes Magos. La entidad cree que se trata de un buen momento para observar y razonar con los niños y niñas acerca del consumo responsable, el respeto hacia los demás y la no discriminación.

Como cada año, los más pequeños se convierten en los protagonistas de la Navidad. Son quienes mantienen viva la ilusión y la contagian, transmiten su felicidad y la inocencia de estas fechas. Los preparativos para recibir una de las épocas más mágicas del año son algunos de los momentos clave. Especialmente en este año atípico en el que hay muchos planes que no se podrán hacer de la forma en que se hacían. En palabras de la psicóloga Suni Marmaneu: “es curioso como la gran mayoría de las casas han empezado a lucir su decoración a finales de noviembre, esto quiere decir que tenemos ganas de celebrar la Navidad y que sabemos que este año vamos a tener que hacer un esfuerzo mayor para sentirla”. Ya con el árbol, las luces y el belén puesto, llega otro de los instantes decisivos: escribir la carta a sus majestades los Reyes de Orientes y Papá Noel, que llega antes.

Seguramente, días antes, las familias ya hayan consultado con sus hijos e hijas varios catálogos de juguetes para ver qué es lo que más ilusión les hace. Llama la atención que, a pesar de todos los avances en materia de igualdad de género, muchas de las revistas sigan mostrando de una forma tan directa los juguetes divididos en dos secciones principales: “chicos y chicas”. Por eso, FAMPA Castelló considera que este momento, además de ser un instante especial para compartir, puede ser una óptima oportunidad para educar a los niños y niñas en la igualdad y en la importancia de huir de los estereotipos. Animarles y motivarles a que pidan aquello que realmente les haga ilusión sin importar la sección en la que esté.

Otra de las asignaturas pendientes en materia de regalos es la violencia. Continúan existiendo juguetes que podrían incitar a promoverla. Al respecto, Suni Marmaneu destaca la importancia de preguntarse el porqué de esta elección: “si nuestro hija o hijo solo pide juguetes que pensamos que son violentos, debemos ver qué es lo que ocurre”, apunta, “tenemos que huir de la prohibición a secas e ir al fondo de la cuestión, vamos a preguntarles y vamos a intentar entender por qué solo quieren estos regalos”. Y es que educar es también escuchar y compartir puntos de vista, fomentar la reflexión y la capacidad crítica desde las primeras etapas.

Poco a poco la carta se va llenando de peticiones y deseos que van desde Castelló a Oriente y Laponia pero… ¿qué ocurre si hay demasiados?. Entra en juego entonces otro momento importante que puede llevar a las familias a aprovechar el momento de escribir la misiva para enseñar la importancia de evitar el consumismo en exceso. “Siempre pienso que cuantas menos cosas tenemos, más las valoramos”, dice la psicóloga. Y es que El 80% de los niños españoles reciben 5 o más regalos durante las Navidades, muchos reciben 10 veces más regalos de los que necesitan. En este sentido, Marmaneu recomienda seguir la regla de los cuatro regalos. La norma propone regalar “algo que sirva para llevar como zapatos o ropa; algo para leer; un objeto que realmente necesiten como una mochila nueva para el colegio, por ejemplo; y finalmente, algo que deseen y realmente les guste como ese juguete que han pedido en todas sus cartas”. Puede que los Reyes y Papá Noel dejen más cosas pero siempre es importante hacer una reflexión y acordarse de que no todo el mundo puede recibir tanto.

Sin duda, uno de los elementos estrella en las cartas sea, seguramente, la tecnología. Incluso puede que después de la experiencia de este año en casa se incrementen sus demandas. Dependiendo de la edad será conveniente regalar un tipo de dispositivos u otro. En este punto, Marmaneu se remite a la importancia del diálogo: “vamos a explicarles para qué sirve realmente y vamos a pactar unas horas y un modo de uso”, recomienda, “además podemos adquirir algún juego de mesa en el que pueda participar toda la familia para que vean que  hay otras opciones y se fomenten valores como la cooperación”.

Finalmente, además de todas las ya mencionadas, queda todavía una reflexión más que podemos hacer junto a los niños y niñas, y que incluso puede convertirse en un plan navideño. “Podemos ir a comparar en los negocios locales de proximidad”, ejemplifica Marmaneu. En un año como el que estamos viviendo, reducir el consumo a los pequeños negocios de nuestra ciudad o pueblo puede ser una manera de ayudarles y enseñar a nuestros hijos e hijas que todas las acciones que llevamos a cabo tienen un impacto en la sociedad y, por supuesto, en el medio ambiente.

Con todo, FAMPA destaca que, con total seguridad, convertir el momento de la carta en un espacio para reflexionar y aprender también es una idea que les gusta a sus Majestades de Oriente a Papá Noel y estarán encantados de llevar regalos a una casa llena de valores.